Galego | Español | Euskera | English | Português | Français | Italiano | Polski | Português BR
 
 
 
 

Menú de Usuario

 
 


Colección O  







Rapuncel

Iratxe López de Munáin
14,00 € | 978-84-9871-370-1
40 págs. | cartoné | 25x23 cm |
febrero 2012

Un hombre y una mujer vivían desconsolados porque no tenían hijos. Por fin, una primavera, la pareja vio cumplido su deseo: ¡Esperaban un bebé! Un día en que la mujer se sentía muy débil, le pidió a su marido que fuera a recoger unos rapuncios, el mejor remedio para las molestias de las embarazadas, al jardín vecino, donde vivía una poderosa maga, temida en todo el valle. –¿Cómo te atreves a robar mis rapuncios? ¡Esto te va a costar caro! Tendréis que entregarme a vuestro bebé en cuanto nazca...
 
Y así sucedió. Con enorme pena, los padres tuvieron que entregar a la niña, a la que llamaron Rapuncel. Cuando cumplió doce años, la maga la encerró en una torre, por miedo a que se fuese de su lado. Y allí vivió, viendo pasar los días, hasta que un príncipe se fijó en ella cuando la muchacha lanzaba sus largas trenzas por la ventana, y se enamoró perdidamente...
 
Desde la primera publicación en Alemania en 1812, dentro del volumen Kinder- und Hausmärchen, el cuento del los hermanos Grimm ha visto la luz en cientos de idiomas y en las más variadas ediciones, desde la primera versión ilustrada por Philip Grot, hasta el recientemente galardonado con la medalla Caldecott Paul O. Zelinsky. También ha servido de inspiración a composiciones musicales como Märchenbilder, de Schumann, o a diversas adaptaciones cinematográficas como el musical The Pebble and the Penguin de Don Bluth, Barbie Rapunzel de Owen Hurley o la última producción de Disney, Enredados.
Aunque la versión que actualmente conocemos proviene de Alemania, existe una variante anterior recogida en Italia en 1634 por Gianbattista Basile, de título Petrosinela. Jacob y Wilhelm Grimm idearon el nombre de Rapunzel para la protagonista, a partir de la denominación germana de la planta que desata el conflicto en la obra. En español, esta hortaliza de hojas azules recibe el nombre de rapónchigo o rapuncio.
En la mayor parte de las versiones que conocemos actualmente, la mujer embarazada aparece como un ser caprichoso y egoísta al que se le antojan frutas como melocotones, manzanas, ciruelas… según las distintas adaptaciones. El álbum creado por Iratxe López de Munáin rompe con esa tendencia y presenta a la futura madre como una mujer inteligente y preocupada por su salud, conocedora de las propiedades curativas de las plantas, que pide rapuncios para aliviar su malestar durante el embarazo. Así, frente a las versiones que retoman el mito bíblico del castigo tras el robo de la fruta prohibida, esta propuesta reivindica la conexión femenina con la naturaleza en un doble sentido: la planta que ayuda a un embarazo saludable y que además tiene propiedades cicatrizantes, de ahí que las lágrimas de la protagonista curen la ceguera del príncipe.
 
Iratxe López de Munáin opta por una propuesta plástica que nos presenta unos personajes muy alejados de los estereotipos de los cuentos de hadas. “La primera vez que leí el clásico de los Grimm me gustó el hecho de que debajo de todas esas torres, brujas, príncipes y trenzas interminables había una historia cercana y atemporal: la de una madre que tiene miedo a que su hija crezca y por lo tanto, a que pueda sufrir. Y la de una muchacha con ganas de decidir por sí misma, de abandonar la seguridad que su madre le ofrece y de encontrar su propia voz”.
En este álbum, la propietaria del jardín de rapuncios no se presenta ni en el texto ni en la ilustración como una bruja, sino como una poderosa maga y una “madre” sobreprotectora. El lector es testigo y acompañante del proceso de cambio y de crecimiento de Rapuncel, de cómo vence sus miedos para poder continuar su camino.
Las ilustraciones son limpias y claras, realizadas con lápices y gouache “una técnica con la que me siento muy cómoda y que me ha ayudado a trabajar con imágenes de ambientes sencillos, vacíos y atmosféricos donde los personajes y situaciones se llevan toda la atención”. La acción transcurre también en escenarios atemporales con los que la autora ha pretendido evocar en el lector la sensación de universalidad, de que la historia podría transcurrir en cualquier lugar y momento histórico. Las guardas nos presentan la flor azul del rapuncio, apenas presente en las versiones precedentes, como un guiño final al amor de la protagonista y del príncipe.
 
Texto e ilustraciones de Iratxe López de Munáin

+ 3 años
También disponible en: GL | EU | FR | PT | IT
 
 
 

Alemaña, 72
36162 Pontevedra
T 986 109 270
F 986 109 356
© OQO. Reservados todos los derechos